Reseña | Dejad a los niños

3/7/2018

Título: Dejad a los niños

Autor: John Saul

Año de Publicación: 1977

Páginas: 390

Editorial: Javier Vergara

Género: Misterio/Suspenso

 

 

Sinopsis:

John Conger viola y asesina a su hija pequeña en el bosque. Cien años después los herededos del apellido Conger y de las propiedades —entre las que se encuentra el bosque— crecen con la leyenda de que existe una cueva infernal allí, leyenda que mantiene a los habitantes del pueblo alejados del bosque, lugar peligroso por encontrarse al lado del acantilado.

 

Rose y Jack Conger tienen dos hijas: la pequeña Sarah que sufre de esquizofrenia desde que un día fue al bosque con su padre. Jack y Rose sufren las consecuencias de ese día también. La única que parece sobrellevarlo bien, además ser la niña perfecta, es la hija mayor, una adolescente llamada Elizabeth que juega con la ouija y desaparece por las noches en el bosque a escondidas de sus familiares.

 

Curiosamente siempre es a Sarah, la pequeña que no habla, la que encuentran cubierta de lodo, limo y suciedad, por lo que cuando empiezan a desaparecer niños sospechan que ella tiene algo que ver.

 

 

Opinión personal:

 

Esta es la primera novela publicada por John Saul y ha sido su novela más emblemática; siempre que se mezcla el terror y los niños ocurre algo escalofriante, y es exactamente lo que pasa en este libro. John Saul sabe hacer que estas combinaciones den los frutos deseados, atrayendo al lector a devorar el texto en pocos días u horas.

 

"Dejad a los Niños" es un libro con historias rotas; una familia rota, una infancia rota, un matrimonio roto, una vida rota y llena de hechos irracionales. Esta novela mezcla lo peor de las mentes de los hombres en los niños, demostrando así que muchos de ellos, sin importar su edad, pueden llegar a ser peor de lo que imaginamos.

 

La historia es interesante, la trama es sencilla pero llena de suspenso; donde ocurren hechos tan contradictorios que poco a poco se van uniendo al rompecabezas, mostrando así la realidad de lo que ocurre.

 

El matrimonio de Rose y Jack está en constante tensión por la esquizofrenia de su hija Sara, las continuas crisis de su hija se filtran entre las grietas que ha dejado su amor del pasado. El desespero de unos padres, por no hallar la solución a los ataques de Sara, recae en los engaños y las infidelidades,  dejando de lado a la pareja y a la familia, demostrando que un matrimonio va más allá de un papel firmado, mostrando claramente que la comunicación es un tema principal dentro de una relación y, aún más, dentro de un matrimonio.

 

Elizabeth, siempre siendo una ayuda y una niña ejemplo, oculta en su vida cosas que ni ella misma se imagina, ya que su antepasado posee su cuerpo por las noches para hacer macabros actos que su hermana Sara mira en silencio sin poder hablar por culpa de un acto del pasado.

 

“—Debe ser una niña sorprendente —musitó el doctos Belter—. Por lo general, una niña de su edad, con una hermana como Sarah, mostraría por lo menos una hostilidad intermitente hacia su ella. Es debido a la atención adicional que recibe la enferma, y resulta perfectamente natural”.

 

John Saul ha sabido escribir una historia triste y macabra. Si se le quita todo lo macabro, las muertes, los asesinatos y el hecho de niños jugando con la tabla de la ouija, se puede definir como un relato triste de una familia que se ha ido destruyendo poco a poco.

 

El hecho de que Sara dejase de hablar cuando fue con su padre al bosque demuestra que nuestro subconsciente es poderoso, y siendo una parte de nuestra mente, puede establecer barreras que eviten el conocimiento de haber vivido hechos traumáticos en nuestras vidas. Sara al ser inocente de todo, carga con la culpa de una forma silenciosa y sin reproches que muchas veces nos hace dudar de su inocencia.

 

La esencia de la novela son los problemas mentales, en especial en los niños y cómo estos problemas afectan a la familia, cosa que ocurre en muchas hoy en día.

 

Aunque es un libro que mezcla las cosas recurrente del género, una mansión apartada, una ouija, una maldición familiar, un retrato y hasta un gato; no es la típica historia de terror llena de fantasmas, ni monstruos bajo la cama, es una relato lleno de sangre que roza lo macabro y siniestro de una psique dañada y una vida llena de dolor.

 

Fel Valderrey

Twitter: @felyeni

Tucupita, Venezuela.
20 años.
Estudia Ingenierías de sistemas.

 

Se define como una lectora por gusto, amor, pasión y algo lenta. Le gustan los libros de suspenso, zombies, drama, psicosis, pero se adapta a cualquier lectura. Le gusta también la poesía y los cuentos.

Please reload

Please reload

Please reload

May 1, 2018

1/10
Please reload

Destacados

Búscalos por tags

 

 

[removed]

Archivo

Los más recientes

Síguenos
RSS Feed
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Instagram Social Icon

Síguenos en nuestras redes sociales

  • facebook
  • White Instagram Icon
  • White YouTube Icon
  • White SoundCloud Icon
  • White Tumblr Icon
  • Twitter Clean

Conócenos

Eres el visitante número:

El cuentero © 2016

Creado con Wix.com